Bienvenidos a Agua Pura Vida

¿Cómo funciona un descalcificador sin sal Turbical?

El descalcificador TURBICAL es un sistema de tratamiento de agua que combate con eficacia los depósitos y las incrustaciones de cal en tuberías y en las conducciones de calentadores, calderas y lavadoras.
Es una solución 100% natural y eficaz que sustituye a los tradicionales tratamientos químicos, a menudo sin éxito y repetitivos, que no sólo son caros sino que también son perjudiciales para el medio ambiente.

En Turbical hay diferentes modelos que podremos distinguir en un primer paso entre descalcificadores e Ionizadores.

CÓMO FUNCIONA

TURBICAL no modifica químicamente el agua, replicando procesos ya existentes en la naturaleza.

PRIMERA ETAPA:

El agua entra dentro del sistema, y será sometida a un proceso de efecto ventury a través de la turbina.

FILTRACIÓN
Con una filtración a través de una malla de 2O micrones que retiene parte muy importante de la cal, que es eliminada del vaso del descalcificador a través del grifo de drenaje ubicado en la zona inferior, por medio de una electroválvula, cuyo programador realizará, de forma automática, cada 3 o 4 días una purga de los residuos retenidos en la carcasa.
En este primer paso también queda atrapada cualquier otra partícula sólida superior o igual a 20 micrones (metales, arena, cal en escamas, gravilla, etc.).

Se realiza mediante un cartucho fabricado íntegramente en acero inoxidable, el cual es sometido a un baño de plata.

La cal que penetra por el filtro (por su dimensión) así como otro tipo de materiales como metales son tratados en la siguiente etapa.

SEGUNDA ETAPA:

Es en este momento, cuando una vez está pre tratada el agua de sedimentación, será forzada al interior del cartucho para seguir con el proceso de descalcificación.
IONIZACION (GENERACION DE CAMPOS DE ONDAS MAGNETICAS)
Una de las virtudes de TURBICAL es la ionización. Siendo esta de gran eficiencia. Una vez, el agua, ha pasado por el proceso de depuración por filtraje ha de fluir por el conducto ionizador donde se aloja un embolo magnético rellenado con diferentes unidades de neodimio. Este tiene una oscilación de arriba abajo que hace que una molécula de agua se encuentre con las corrientes magnéticas miles de veces por segundo, hasta llegar a la salida de dicho conducto para fluir a la red de consumo. Esta técnica hace que el agua una vez expuesta a nuestra técnica ionizadora tenga un gran grado de pureza.

Las fuerzas ejercidas con el neodimio, nos permiten empezar a trabajar las moléculas de la cal.

Las fuerzas ejercidas por el campo magnético, trabajan actuando sobre la estructura de los “clusters” de la cal, obteniendo pequeñas unidades de moleculares que revitalizan el agua.

Ionización del agua
Dos moléculas polares de agua se ionizan debido a la atracción establecida entre ellas por puentes de hidrogeno.
Un ion hidrogeno se disocia de su átomo de oxigeno de la molécula y pasa a unirse con el átomo de oxígeno de la otra molécula, con el que ya mantenía relaciones mediante el enlace de hidrógeno.
La ionización reduce los enlaces de hidrógeno covalente entre moléculas de agua adyacentes. La tensión superficial se reducirá y pueden formarse grupos separados de agua.

El agua no es un líquido químicamente puro, ya que se trata de una solución iónica que siempre contiene algunos iones H3O+ y OH- .
El producto [H3O+]·[OH-]= 10-14, se denomina producto iónico del agua, y constituye la base para establecer la escala de pH, que mide la acidez o alcalinidad de una disolución acuosa , es decir, su concentración de iones [H3O+] o [OH-] respectivamente.
De modo que debido a la ionizacion se consigue modificar la estructura molecular de las partículas de cal, que no han sido retenidas por el filtro en la primera etapa, convirtiéndolas en Aragonita.

La Aragonita es un mineral de idéntica composición química que la calcita, pero con distinta estructura cristalina (en forma de aguja) y sobre todo sin propiedades incrustantes ni adherentes, consiguiendo de esta manera prevenir la formación y la acumulación de cal, y formar a la vez una fina capa protectora.

Así conseguimos transformar la cal dura en cal suave.

Esta Aragonita transformada continúa su recorrido a través de las tuberías y circuitos de nuestros elementos, desincrustando a su paso toda formación calcárea y sin adherirse sobre ningún soporte, evacuándose al final con el agua.
Otro valor añadido del sistema TURBICAL es la adición de Siliphos especiales para tratamiento de aguas potables destinadas a consumo humano y de lenta absorción, que contribuye a la formación de una película protectora en las paredes de las tuberías de la instalación que inhiben la la formación de cal

Transcurridos varios meses después de la instalación del descalcificador, podremos observar cómo los depósitos de cal van desapareciendo gradualmente.

Hay que indicar que si el agua se almacena en sitios donde no hay un flujo continuo, estos depósitos se vuelven a formar, pero con la diferencia de que esta vez tendremos aragonita no incrustante en lugar de la calcita. Este sistema de tratamiento de agua contra la cal ofrece un resultado totalmente ecológico, debido a que el agua tratada no se altera por medios químicos y se puede utilizar como agua limpia y lista para el consumo humano.
Sin tratamiento, la cal obstruye las tuberías hasta atascarlas casi por completo, impidiendo el libre flujo de agua. Esto puede generar importantes costes de reparación en calderas y equipos, mayor consumo de gas y más que posibles roturas.

Esquema de Instalación TURBICAL

Esquema instalación TURBICAL
X